Traducción jurada – Legalización

La legalización de un documento extranjero es un requisito imprescindible para que tenga validez en España y se realiza a través de 2 procedimientos:

  • Apostilla de la Haya. Los países adscritos al Convenio de la Haya (5 de octubre de 1961) deberán llevar el sello de la Apostilla.

Estos países son:

AlemaniaAndorra, Antigua y Barbuda, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Bahamas, Barbados, Bélgica, Belice, Bielorrusia, Bosnia, Herzegovina, Botswana, Brunei, Darussalam, Bulgaria, Chipre, ColombiaCroacia, El Salvador, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos de América, Estonia, Federación de Rusia, Fidji, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Isla Marshall, Isla Mauricio, Israel, Italia, Japón, Kazajstán, Lesotho, Letonia, Liberia, Liechtenstein, Luxemburgo, Macedonia, Antigua República Yugoslava, Malawi, Malta, México, Namibia, Niue, Noruega, Países Bajos, Panamá, Portugal, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Rumanía, San Cristóbal y Nieves, San Marino, Seychelles, Sudáfrica, Suiza, Surinam, Swazilandia, Tonga, Turquía,Ucranía y Venezuela.

  • En caso de no pertenecer a un páis adscrito a este Convenio, la legalización se hará vía diplomática:
  • Cuando se trata de documentos judiciales (autos y sentencias) y  documentos referidos al estado civil (actas de matrimonio, defunción), la legalización se hará por vía judicial.

Pasos a seguir:
1. Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la C.A. correspondiente
2. Ministerio de Justicia
3. Ministerio de Asuntos Exteriores y  de Cooperación
4. Representación Diplomática/Consular, acreditada en España, del país en que ha de surtir efecto el documento.

  • Cuando se trata de documentos autorizados por un Notario (original o copia), y legitimaciones y legalizaciones de firma, se aplicará la vía notarial.

    Pasos a seguir:
    1. Colegio Notarial correspondiente
    2. Ministerio de Justicia
    3. Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación
    4. Representación Diplomática/Consular, acreditada en España, del país en que ha de surtir efecto el documento

Una vez se legalice el documento, se realizará su traducción jurada