El patrón de los www.traductores-espanoles.com

La traducción es el hecho de convertir un texto desde un idioma a otro. La narrativa es quizá la traducción más delicada y, especialmente la poesía, ya que el significado del texto depende de las connotaciones particulares de las palabras utilizadas en el idioma original.

La labor de traducir comenzó con la traducción de la Biblia, el único libro que se tradujo en la antigüedad. San Jerónimo, el “patrono de los www.traductores-espanoles.com”, fue el primero en traducir la Biblia al latín, en el 383 d.C., versión denominada “Vulgata” (traducción hecha para el vulgo, el pueblo romano y cristiano, ya que el latín era la lengua del pueblo, y hasta entonces la Biblia solamente se encontraba disponible para quienes conocían el griego y el hebreo).

Discípulo de uno de los grandes maestros de la Roma más clásica (Donato), siempre fue un adelantado a su época, ya que era un virtuoso de las lenguas latinas y griegas. Este estudio de las lenguas clásicas, unido a la penitencia en la lectura y estudio de las Sagradas Escrituras, le llevó a ocupar el puesto de Secretario del Sumo Pontífice Dámaso, que fué el encargado de encomendar la traducción de los Libros Sagrados del cristianismo, ya que las traducciones existentes hasta la época no eran sino incompletas o inconexas obras, que además no reflejaban con corrección la interpretación que hacía la Iglesia de entonces de estas Escrituras. Su leve conocimiento del hebreo no le impidió mudarse a Belén para traducir, entre los años 382 al 405 los Textos Sagrados, terminando tanto el Nuevo como el Antiguo Testamento.

Hata el Concilio Vaticano II permaneció vigente la Vulgata, es decir, hasta el fin del Siglo XX, ya que en 1979 se volvió a interpretar los textos para adaptarlos a la situación de la Iglesia en ese momento.

San Jerónimo era famoso por sus frases célebres y sus escritos, como el conocido en el mundillo “non verbum e verbo, sed sensum exprimere de sensu” es decir, “no expresando palabra por palabra, sino sentido por sentido” que dejó escrita en su célebre Ad pammachium de optimo genere interpretandi, una de las frases más célebres usadas por nosotros, los www.traductores-espanoles.com, para presentar las virtudes de nuestra profesión frente a las traducciones automáticas que tantos ratos de humor nos ha dado a los compañeros.

Como nota curiosa, si bien San Jerónimo es el patrón de los www.traductores-espanoles.com, el patrón de las Facultades de Traducción e Interpretación es Alfonso X El Sabio.